El Blog de Acelera

#AceleralaSostenibilidad

El etiquetado energético de los electrodomésticos cambiará apartir del 1 Marzo

Actualizado: mar 9

Se añaden niveles de eficiencia para reducir el consumo eléctrico y el impacto en el medio ambiente, volveremos a una escala de clasificación que irá de la A a la G


Así será la nueva etiqueta de clasificación energética
Ahora los consumidores sabrán con más precisión cuáles son los electrodomésticos que menos gastan y, por tanto, ahorrarán más y perjudicarán menos al medio ambiente.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) impulsa la entrada en vigor, a partir del 1 de marzo, del nuevo etiquetado energético de productos modificado por la Comisión Europea para adaptar la clasificación de eficiencia energética a los nuevos métodos de ensayo sobre el consumo de estos aparatos.

A lo largo de 2021, cinco familias de productos eléctricos contarán con un nuevo etiquetado energético tanto en las tiendas físicas como en la venta por Internet. En concreto, la nueva etiqueta de frigoríficos, congeladores, lavadoras y secadoras, lavavajillas y pantallas electrónicas (incluidos monitores y televisiones) estará disponible a partir del 1 de marzo, mientras que las fuentes de iluminación se sumarán a este nuevo etiquetado a partir del 1 de septiembre.

El nuevo etiquetado de productos eléctricos elimina las clases energéticas A+, A++ y A+++, volviendo a una escala de clasificación que va de la A a la G, donde la A clasifica a los productos de menor consumo y mayor eficiencia energética, y la G engloba a aquellos de mayor consumo y menor eficiencia energética. De esta forma, la etiqueta mantendrá siete clases de eficiencia energética.

Al mismo tiempo, las nuevas etiquetas incorporarán un código QR exclusivo para que el consumidor pueda acceder a través de su smartphone a las características y datos específicos de cada modelo dentro de una nueva base de datos a escala europea denominada EPREL (European Product Database for Energy Labelling).

Esta nueva clasificación viene determinada por el desarrollo, a nivel europeo, de nuevos métodos de ensayo sobre la eficiencia energética de los aparatos eléctricos. Se trata de los mismos métodos utilizados por los laboratorios y fabricantes en sus ensayos, que incorporan importantes cambios en sus mecanismos de medición para adecuarse de forma más efectiva al uso real que se hace de estos productos en los hogares.

Esta metodología de ensayo hace que tanto el consumo como la clasificación energética de un producto eléctrico puedan variar con respecto a las antiguas etiquetas y no exista una correlación entre la nueva clasificación y la anterior, de modo que un aparato clasificado hasta ahora como A+++ puede pasar a etiquetarse como clase B, C o incluso inferior en función de la aplicación de estas nuevas normas de ensayo.

En definitiva, el producto de alta eficiencia continúa siendo el mismo, pero puede experimentar cambios en cuanto a su clasificación energética debido a este nuevo método de ensayo.


¿POR QUÉ UN CAMBIO AHORA?

La saturación de productos disponibles en el mercado de clase A+, A++ y A+++ ha sido uno de los factores determinantes del cambio en la metodología de ensayos para medir la eficiencia de los productos eléctricos. Además, el desarrollo de nuevas tecnologías por parte de los fabricantes no podía diferenciarse adecuadamente dentro de la escala de eficiencia establecida, que será adaptada teniendo en cuenta la innovación tecnológica en la fabricación de aparatos eléctricos.

En este sentido, el reescalado de la clasificación energética dejará espacio a los nuevos desarrollos tecnológicos en las clases más eficientes (A y B), de modo que los productos tecnológicamente más avanzados cuenten con una clasificación adecuada a su eficiencia energética.

A su vez, esta saturación de productos clasificados como A+, A++ o A+++ había reducido considerablemente el rango de elección por parte del consumidor, por lo que el reescalado de la clasificación energética ampliará las opciones de eficiencia energética en el mercado de productos eléctricos y destinará la clase A a promover el desarrollo tecnológico de productos más eficientes.


CRÍTICAS AL NUEVO ETIQUETADO

Algunos expertos no están satisfechos con el nuevo sistema, porque consideran que se ha cedido a la presión de los fabricantes, que compararán los productos actuales con los de hace 10-30 años. Los detractores de esta decisión recuerdan que un país como Tailandia ha reescalado sus categorías de A-G para refrigeradores y aparatos de aire acondicionado con datos actuales.


El PE ha optado por este sistema y ha desechado una alternativa de la Comisión. La propuesta consistía en añadir nuevos tipos de clase A (como A-20%, A-40%, A-60%, etc.) al actual esquema de etiquetas de colores. Sin embargo, los europarlamentarios han considerado que podría crear confusión entre los consumidores sobre si la clase A engloba a productos eficientes o ineficientes.


La nueva norma también indica que los responsables de la contratación pública procurarán adquirir productos de la clase energética más elevada. Las autoridades de cada Estado miembro podrán incentivar a los consumidores y a la industria para que utilicen los productos más eficientes.


Fuente: ec.europa.eu

5 vistas0 comentarios

Acelera Alternativas Energéticas es una empresa especializada en ofrecer soluciones energéticas para acelerar la transición ecológica y contribuir con el medioambiente. 

Una de nuestras especialidades es el PPA fotovoltaico.

Plaça de Francesc Macia, 5 · Barcelona, 08021

hola@aceleraenergia.com

Oficinas: +34 683 170 577

  • Instagram
  • LinkedIn

Asociados a

©2021 por Acelera.